Princess Ana y Mia

blog ProAna y ProMia
si no te gusta... cosa tuya, pero mejor no te metas ;D


lunes, 20 de junio de 2011

el VÓMITO ... y ... el TRANSTORNO POR ATRACÓN

 No es muy agradable el título de esta entrada, pero definitivamente es algo súper importante para nosotras, las que somos Princesas Mias


Vómito
Definiciones
  • Náusea: Sensación de inminente necesidad de vomitar, que no siempre culmina en dicho acto. Con frecuencia se acompaña de manifestaciones vegetativas.
  • Vómito: expulsión oral del contenido gástrico asociada a la contracción de la musculatura abdominal y torácica.
  • Arcada: movimientos espasmódicos respiratorios con la glotis cerrada acompañada de la contracción forzada de la musculatura respiratoria y abdominal, sin presentar expulsión del contenido gástrico.
  • Regurgitación, en que el contenido esofágico retorna a la cavidad oral de forma pasiva. Rumiación el contenido gástrico se regurgita de forma activa a la boca y posteriormente se mastica y se traga (fenómeno al menos en parte voluntario).
  • Vómitos agudos, aquéllos de duración menor a una semana.
  • Vómitos crónicos persistentes, de duración igual o mayor a una semana.
  • Vómitos crónicos recidivantes, de duración mayor a una semana y alternan episodios eméticos con periodos asintomáticos de 5 a 10 días de duración.
Definición de vómito: También llamado emesis, es la manifestación patológica por la que el contenido gástrico sale de forma violenta a través de la boca y casi siempre va precedido de una náusea. Suele acompañarse también de aumento de la salivación, sudoración, palidez y arcada.

Mecanismo del vómito:
El centro del vómito está localizado en el bulbo raquídeo y es estimulado por vía nerviosa o sanguínea. Se envía la información a la corteza cerebral y, en ese momento, la sensación se hace consciente mediante la náusea. Esto provoca:
Contracción de la musculatura abdominal y el diafragma y relajación del cardias. El diafragma, al contraerse, desciende, por lo que se aumenta la presión en el abdomen. Esto, unido a las contracciones antiperistálticas, hace que salga el contenido gástrico hacia el esófago.
Cierre de la glotis de forma refleja para que el contenido gástrico no pase a la vía respiratoria: mecanismo de defensa.
Cierre del paladar para evitar que pase a las fosas nasales.

Clasificación del vómito:
Por su patogenia:
Vómitos de origen central: el centro del vómito se estimula directamente por afecciones del SNC. Ej.: HTE, encefalitis, meningitis, intoxicaciones...
Vómitos reflejos: estimulación del centro del vómito por vía nerviosa (refleja) y de forma indirecta. Puede ser por causas digestivas (apendicitis...) o extradigestivas (cólico renal...).
Vómitos gástricos: ocurren por patologías gástricas inflamatorias (gastritis...) o por trastornos del vaciamiento gástrico (tumor de píloro...).
Vómitos de origen vestibular: el equilibrio se mantiene gracias al oído interno, a la visión y al sistema propioceptivo (posición). Cuando esto se desequilibra por afectación del oído interno, se producen vómitos.
Vómitos gravídicos: aparecen en el primer trimestre de embarazo, luego ceden y desaparecen. Se cree que son debidos al aumento de gestágenos.

Por su aparición:
Vómito brusco (en escopetazo): casi no hay náusea. Es típico de los vómitos de origen central.
Vómito en ayunas: es característico de los alcohólicos y de las embarazadas.
Vómito postprandial: es característico de las lesiones en el estómago. Se da después de las comidas. Se produce por un vaciamiento ineficaz del estómago debido a problemas en la evacuación gástrica. Se vomita contenido alimenticio.
Vómito tardío: se da de 6 a 12 horas después de comer. Se trata de contenido alimenticio que es posible reconocer. Se da por una alteración en el vaciamiento gástrico.

Por su aspecto:
Vómito alimentario: contenido claramente discernible.
Vómito bilioso: aspecto amarillo-verdoso. Implica que el píloro es permeable, es decir, que no hay estenosis pilórica.
Vómito porráceo: aspecto verdoso (tipo porrusalda). Indica estenosis a nivel del ID por oclusión intestinal o peritonitis muy avanzadas.
Vómito fecaloideo: no es frecuente. Recuerda el aspecto de las heces. Se produce por obstrucción intestinal baja o por alguna fístula que comunica algún tramo del intestino con el estómago.
Vómito hemático: aparición de sangre en el vómito. Puede ser hematemesis o vómito en posos de café (el HCl reduce la hemoglobina y le da ese aspecto negruzco a la sangre).

Consecuencias del vómito:
Los vómitos preocupan más en edades extremas de la vida (bebés y ancianos).
Un vómito ocasional no tiene repercusión, pero de forma repetida puede ocasionar:
Deshidratación: pérdida de líquido en vómitos incoercibles (incontenibles).
Alcalosis metabólica: por pérdida de HCl.
Desnutrición: en casos de vómitos repetidos o en personas con pérdida de la consciencia.
Otras complicaciones más serias:
- Neumonía por aspiración: por no cerrarse la glotis.
- Obstrucción de la vía aérea.
- Desgarro de cardias: por un vómito brusco. Se origina una hemorragia importante. Se suele dar en alcohólicos.
- Rotura gástrica: por contracciones violentas.


 El trastorno por atracón 
 Aunque todavía no está clasificado como un separado trastorno de la alimentación , fue descrito por primera vez en 1959 por el psiquiatra y el investigador Albert Stunkard como "síndrome del comedor nocturno", y el término "trastorno por atracón" fue acuñado para describir el mismo atracones- tipo de conducta alimentaria sin la exclusiva nocturna de los componentes. Por lo general conduce a la obesidad, aunque puede ocurrir en individuos de peso normal.

Signos

  • Periódicamente, no ejerce control sobre el consumo de alimentos.
  • Come una cantidad inusualmente grande de alimentos a la vez, mucho más que una persona promedio podría comer en la misma cantidad de tiempo.
  • Come mucho más rápido durante los episodios de atracones que durante episodios de ingesta normal.
  • Come hasta físicamente incómodos y náuseas debido a la cantidad de alimentos acaba de ingerir.
  • Come cuando está deprimido o aburrido.
  • Come grandes cantidades de alimentos, incluso cuando no tiene hambre.
  • Por lo general come solo durante los episodios de atracones de comida, con el fin de evitar la detección de la enfermedad.
  • A menudo se come solo durante los períodos de alimentación normal, debido a sentimientos de vergüenza sobre la comida.
  • Se siente disgustado, deprimido o culpable después de comer en exceso.
  • Rápido aumento de peso , y / o la aparición repentina de la obesidad .
  Los que comen compulsivamente, ya sea con obesidad o no, se sienten avergonzados, son muy conscientes de sus patrones de alimentación desordenada, y tratan de ocultar sus problemas. A menudo llegan a ser tan buenos en ocultar lo que incluso los amigos cercanos y miembros de la familia no saben que comen compulsivamente. Algunos de los síntomas más comunes son:
  • Comer grandes cantidades de alimentos, incluso cuando no están físicamente hambrientos. Comer más rápidamente de lo habitual.
  • Comer hasta sentirse incómodamente lleno.
  • Comer solo por vergüenza de la cantidad de alimentos que se consumen.
  • Sentimientos de disgusto, depresión o culpa después de comer.

No hay comentarios: